martes, enero 25, 2011

La muerte de Tatic Samuel Ruiz, el obispo defensor de los indígenas en Chiapas (la grandeza de uno muestra la miseria de otros)

El obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Samuel Ruiz García, falleció ayer a las 10 horas en la ciudad de México, a los 86 años de edad. Esta es una muy mala noticia ya que tal como lo expresara Vera López (quién fuera su cercano colaborador y ahora obispo de Saltillo), se fue alguien que ejerció su misión desde una Iglesia al servicio del mundo, no de una Iglesia al servicio de sí misma, que se protege, guarda silencio y hace arreglos con el poder. Fue un hombre libre”.

Vaya afirmación la del obispo Vera, cuánto bien que le haría a nuestro país que tipos como Bergoglio o Aguer pudieran escuchar. Pero bue... qué van a escuchar si son la contracara de Samuel Ruiz, si El Tatic dejó su vida luchando por los derechos humanos de los indígenas, Bergoglio y Aguer dejan su vida por defender y preservar el status quo de los poderosos. Por cierto, pensando en los indígenas y campesinos explotados: qué han dicho nuestros líderes católicos al respecto ahora que ha saltado toda esta indecencia del trabajo esclavo en las estancias de nuestro país?

Un brutal constraste lo marca nuevamente Vera López quien recordó la llegada de El Tatic a un Chiapas plagado de injusticias y de abusos contra el pueblo indígena y contra los pobres. “Le tocó ver con sus propios ojos las espaldas de los hombres indígenas marcadas por el látigo de los finqueros".

“Toda esta situación de injusticias, de abusos, de trato inhumano para los indios mayas, es lo que no sólo con su palabra de verdad, de justicia y de amor en su proclamación de la dignidad que tienen los hijos y las hijas de Dios denunció.

“De esta manera Tatic Samuel ayudó a que quienes eran oprimidos y humillados se convirtieran, como anuncia el profeta Isaías, en robles de justicia, reparadores y reconstructores de ciudades devastadas”.

Todos y todas, aseguró Vera, “somos testigos, quienes colaboramos con él en Chiapas y quienes conocieron su obra desde otros espacios, de lo que significó para él este trabajo por la liberación de los pueblos mayas que viven en Chiapas. Entendemos perfectamente por el texto del profeta Jeremías de dónde le venía la fortaleza inquebrantable que lo caracterizó”.

La grandeza de Samuel Ruiz nos muestra, por comparación, la miserabilidad de Bergoglio y companía.

1 comentario:

  1. Un grande don Samuel, una mierda don Bergoglio.

    ResponderEliminar